16/7/14

Capítulo 38

-Bueno papis, vamos a ver como está el pequeñito o la pequeñita.
El doctor comenzó a pasar el aparatito por la panza de tú novia ientras ambos miraban atentamente a la pantalla de aquel pequeño televisor.
-Miren, acá está el bebé.
-Parece una semillita. -dijiste emocionado.
Ver a tú hijo en esa pantallita te hacía emocionar.
En un momento se miraron fijamente a los ojos con Pau para que seguido a eso la beses mientras que a ambos les corrían las lágrimas por sus mejillas.
Ambos estaban emocionados y felices, no podían creerlo.
-Bueno, el pequeño está perfecto, vamos a hacer una eco cada tres meses.
-Dale, muchas gracias.
-Toma Pau, limpiate, si queres anda al baño que con el caballero te esperamos en el escritorio.
-Dale, muchas gracias.
Tu novia se dirigió al baño mientras que vos ibas hacia la silla que había en el consultorio.
Luego de unos 5 minutos aprox. Volvió Paula y se sentó sobre tus piernas luego de darte un cálido beso en los labios.
-El bebé se encuentra en perfectas condiciones, como ya les dije anteriormente. Vida normal, sin tantos esfuerzos. ¿Alguna pregunta?
-¿De cuánto estoy?
-De 4 semanas aproximadamente.
-Ósea que un mes ¿no?-el doctor asintió.- ¿Cuándo se sabrá el sexo del bebé? -dijo Pedro.
-Y.. eso por lo general es a los cuatro, cinco meses y si se deja ver.
-¿Relaciones sexuales?
-¡Pepe!
-Esa es una pregunta muy común que hacen los padres, mientras ella se sienta cómoda no hay problema.
-Muchas gracias doctor.
-De nada, a cuidarse y nos vemos en un mes para control y en tres para la siguiente ecografía.
-Muchas gracias, nos vemos.
Salieron del consultorio con una sonrisa, seguían sin creerlo, iban a ser padres.
Volvían en el auto y recordaste la pregunta, desubicada de tu novio.
-Amor, ¿cómo le vas a preguntar eso al doctor?
-¿Eso qué?
-Eso, lo de las relaciones.
-Ah, pero es común la pregunta, ya te lo dijo el doctor.
-Pero quedó re desubicado.
-No soy ni el primero ni el último que le pregunta esto.
-Quedaste como un necesitado, desesperado.
-Es que yo a vos te necesito, te deseo.
-Podes dejar de ser tan así Pepe, disfruta de la felicidad de que vamos a tener una hija.
-Perdón por decir que te necesito eh!
-No seas tonto, no me molesta eso, pero no era el momento.
-Ok, entendí.
-Bueno amor, llegamos... Al fin, muero por mi cama y un buen almuerzo hecho por mi novio.
-Entendí, tengo que cocinar.
-Sí no queres pedí delivery.
-No, hoy sí voy a cocinar porque quiero hablar algo importante.
-Bueni.
-Anda a acostarte que cuando tenga listo el almuerzo te llamo.
-Apurate que tenemos hambre.
-Sí amor.
-¿Qué vas a cocinar?
-No sé, tengo que fijarme que tenemos acá.
-Bueno, pero apurate.
-Sí Pau, deja todo en mis manos.
-Gracias, te amo.
Se besaron dulcemente y vos te fuiste al cuarto para acostarte un rato a descansar, la verdad que morías de sueño.
No sabes cuánto tiempo había pasado, pero lo que si sabes es que te quedaste dormida plácidamente y ahora te estaban despertando unas caricias y unos besos muy lindos por toda tu cara, es obvio que era tú novio despertándote para cenar.
-Mmm... Seguí. -dijiste vos cuando él paró.
-Dale mi amor, vamos a comer.
Te paraste en la cama para que seguido a eso el te alce y te lleve hasta el comedor.

:) GRACIAS POR LEER :) EL QUE QUIERA QUE LE PASE "UN SOLO PASO" AVISEME: http://pypunsolopasoparaelamor.blogspot.com/  
PD: ESTARÍA NECESITANDO QUE ME TIREN IDEAS DE COMO SEGUIRLA O QUE LES GUSTARÍA QUE PASE PORQUE LA VERDAD QUE NO TENGO INSPIRACIÓN YA, NO SÉ COMO SEGUIR, DI UNA GRAN VUELA DE ROSCA PERO MI IMAGINACIÓN SIGUE SIN VOLVER! COMENTEN LA IDEA QUE TENGAN :D GRACIAS.

6/6/14

Capítulo 37

Se acostaron a dormir y cerca de las 7am se despertaron para ir al médico...
No habían dormido casi nada pero no les importaba ya que iban a ver a su hijo...
Por ahora preferían no contarle nada a nadie por las dudas.
A lo que más le temían era a la reacción del padre de Paula.
Se levantaron felices y se dirigieron a la clínica estaban entre nerviosos, ansiosos, felices...
Tenían unas tremendas ganas de ver a su pequeño hijo, de ver como era, de descubrir a ese pequeño retoño, al fruto de amor.
En el camino compraron una botella de agua ya que Paula debía tomar mucha para lograr hacer dicho estudio.
Cuando llegaron hicieron el chequeo y fueron a la sala de espera donde te sentaste a su lado mientras acariciabas la pequeña panza que se asomaba.
Estabas muy feliz pero a la vez estabas muy asombrado... No entendías como había pasado eso.
Bah, entenderlo entendías pero no pensabas que era tan "rápido" por así decirlo.
Sabías que era algo que podía suceder al no cuidarse pero igual te habías, se habían arriesgado asumiendo cualquier consecuencia.
Así fue como tú novia había quedado embarazada, cuando te contó temiste que quisiera abortarlo ya que era un poco joven aún para ser madre y tenía una carrera por delante...
Obviamente que este tema ya lo habían hablado y es por eso que temías aunque sabías que tu novia era incapaz de abortar, matar a dicho niño.
Estabas tan concentrado en tus pensamientos que no escuchaste lo que Paula te decía hasta que se separó bruscamente de vos y se sentó ofendida...
-¿Qué pasó?
-Que no me das bola.
-Perdón mi amor, estaba pensando.
-¿Qué pensabas?
-En vos, en ese retoño, en nuestra familia.
-¿Qué pensabas?
-En nuestra familia mi amor, te lo acabo de decir.
-Pero por eso, ¿qué es lo que pensabas de nuestra familia?
-Que lindo suena de tu boca el "nuestra familia".
-Mi vida, sos muy tierno. Igual, me interesa saber que pensabas.
-Pensaba que no me pueden hacer más feliz de lo que soy, no me cabe tanta felicidad en el cuerpo.
-Te amo tanto mi amor, gracias por quedarte a mi lado y no dejarme en este momento tan importante.
-Yo también te amo... Jamás te dejaría en un momento así, sos mi vida.
-Gracias por estar siempre.
-Deja de agradecer, si lo hago es porque de verdad me importas.
-Sos lo mejor que me pasó en la vida junto a este pequeño bebé que es el fruto de nuestro amor.
-Te amo.
Se fundieron en un beso el cual fue interrumpido por la enfermera llamándolos para hacer la ecografía.
-¡¡¡Chaves!!!
Ambos se levantaron y se dirigieron al consultorio.
-¿Paula? -dijo el doctor mirando el historial.
-Así es.
-Bueno Paula, yo soy tu obstetra, y voy a ser tú ginecólogo ya que Adriana tiene vacaciones.
-Ah bueno...
-Mi nombre es Pedro Gonzalez, podes decirme Pedro tranquilamente.
-Como vos amor. -dijo ella riendo.- Dale, Pedro.
-¿Usted es el padre del bebé?
-Así es, y novio de la señorita.
-Bueno, empecemos con la ecografía, luego voy a hacerles algunas preguntas.
-Dale.
-Bueno Paula, recostate acá y subite la remera así puedo ponerte el gel, que por cierto, va a estar un poco frío.
-Ok.
Paula hizo lo que el doctor le había indicado mientras que vos mirabas desde un costado todo con un poco de recelo.
Un poco de miedo te daba todo esto...
Eran demasiados aparatos para hacer una ecografía.

Gracias por leer :)) Comenten

25/5/14

Capítulo 36

-No voy a volver.
-¿Por?
-Em Pedro, creo que es hora de que lo sepas.
-No me asustes.
-No es nada malo... Creo.
-Hablá de una vez Paula.
-Es dificil de decir, no me hables mal.
-Pero apurate.
-Emm...
-Dale Paula.
-Estoyembarazada. -dijo rápido.
-¿Qué?
-Que estoy embarazada. -dijo susurrando.
-No te escucho Paula, hablá bien.
-Estoy embarazada. -dijo finalmente en un tono que vos podías escuchar.
-¿Eh? ¿Có.. cómo pasó? -dijiste sorprendido.
-Creo que estás un poco grande y ya sabes como.
-Pero...
-¿No estás feliz? -dijo con cierta angustia.
-¿Cómo no voy a estar feliz? Voy a tener un hijo con la mujer que amo.
-Pero Pepe... ¿No te parece muy temprano? Hace poco estamos juntos.
-¿Tres años te parece poco Pau?
-Y... Mucho no es.
-Vos no queres tener un hijo conmigo ¿No?
-No sé si estoy preparada para ser madre Pepe.
-Entendí, no queres ser madre conmigo.
-No es eso, sólo que...
-¿Qué? -dijiste interrumpiéndola.
-Que tengo miles de dudas, no creo poder con todo.
-Juntos vamos a poder amor.
-Pepe, yo tengo que dejar de trabajar en el colegio, vos ya estás en la facu, no trabajas, ¿cómo vamos a mantenernos?
-¿Por qué vas a dejar la escuela?
-Porque si se enteran que es tuyo me van a echar.
-Pero, yo no voy más al colegio hace 2 años Pau.
-Igual...
-Bueno, como quieras.
-Quiero cambiar de ambiente.
-¿Cambiar de ambiente?
-No me gusta mucho el cole ahora, cambió demasiado desde que se fue tú grupo.
-El grupo era cualquier cosa.
-Mandé a la mayoría a examén.
-Que malota mi novia.
-Callate que a vos te tendría que haber mandado y no lo hice.
-¿Posta?
-Sí.
-¿Cómo hiciste?
-Te regalé puntos.
-¿Por qué?
-Porque si te llevabas otra repetías además de que te puedo ayudar yo con historia si no entedes algo.
-¿Sabes que te amo?
-Yo te amo a vos.
-Gracias por todo.
-Gracias  a vos.
-¿Sacaste turno para el médico?
-Tengo mañana a la mañana.
-¿Puedo acompañarte? -dijiste tímido.
-Es tu hijo también, obvio que podes, me encantaría.
-Los amo.
-Nosotros a vos.
-¿Nos levantamos a comer algo?
-¿Tenes hambre?
-Un poco.
-¿Cenamos hace un rato y ya tenes hambre?
-Cenamos hace como 4 horas.
-No seas exagerado Pepe.
-Bueno pero tengo hambre.
-Ahora te traigo algo para que comas.
-Te espero.
Paula se estaba yendo cuando la llamaste y ella se devolvió para ver que pasaba.
-¿Me traes agua también por favor?
-Sí mi amor.
-Gracias.
Pasaron diez minutos y Paula estaba volviendo al cuarto con una bandeja con algunas golosinas y dos vasos con jugo de frutas.
Mientras comían se te vino una pregunta a la cabeza y decidiste sacarte la duda...
-Amor.
-¿Qué vida?
-¿Desde cuándo sabes que vamos a ser padres?
-Hace unas 2 semanas más o menos.
-¿Por qué no me dijiste antes?
-Por todo lo que pasó.
-Ah...
-Te amo ¿Sabes?
-Yo los amo a ustedes.
Se dieron un profundo beso mientras vos tenías las manos en la panza de Pau y ella sobre tus manos.
Empezaba una nueva etapa en sus vidas.

Bueno que tul? Valió la espera o no?
Bueno :) Comenten plis :) Gracias por leer.

16/4/14

Capítulo 35

Mientras cenaban vos acariciabas su mano y la mirabas tiernamente.
Estaban en fin de semana, podían acostarse tarde aunque seguro ustedes elegían acostarse a mirar una película.
-Mi amor, ¿te quedas?
-¿Vos queres que me quede?
-Sí, me haces bien y estoy un poco triste y vos me pones feliz.
-Es algo así como que cuando estás triste te pongo feliz y cuando estas de buen humor te pongo de mal humor y viceversa ¿No?
-Algo así. -respondiste riendo.- ¿Sabes qué?
-Mmm... ¿Qué?
-¿No sabes? ¿No te imaginas?
-Me imagino algo pero no sé si estoy equivocada.
-A ver, decimeló.
-¿Qué me amas?
-Sí, mucho mucho.
-Y  me encanta que me lo digas.
-Te amo, muchisimo.
-Yo te amo muchisimo más mi amor.
-Yo muchisimo más.
-Yo.
-Yo.
-Tregua tregua.
-Siempre terminamos igual amor.
-Bueno. -río.
-Sos mi vida ¿Sabías?
-Mmm... no lo sabía. Vos sos la mía.
-¿Comemos helado?
-Ay sí, por favor.
-¿Tapaditos en la cama, abrazaditos para dormir?
-¿Para dormir?
-¿No queres dormir?
-Nop.
-¿Qué queres hacer? -dijiste con cara pícara.
-Mirar una película mal pensado.
-Bueno... pero...
-¿Pero qué?
-Yo quiero hacer cositas.
-¿Peli más cositas te va?
-Me re va.
-Vamos entonces.
-Para que tengo que buscar el helado mi amor. No seas ansiosa.
-Yo no soy ansiosa.
Comieron el helado entre mimos mientras miraban una película y cuando esta terminó comenzaron a besarse más intensamente, desvestirse mutuamente para terminar haciendo el amor, se amaban y querían demostrarselo tal como lo habían hecho.
Luego de hacer el amor Paula quedó recostada en tú pecho... Estaban en silencio cuando vos rompiste aquel silencio para decir algo...
-Gracias por estar siempre conmigo y acompañarme en cada momento a pesar de todo.
-No agradezcas Pepe. Por cierto... ¿Cuándo volves al cole?
-No sé. ¿Vos?
-No voy a volver.
-¿Por?
-......................................................

¿Por qué Paula no vuelve al colegio? Mmm!!!!!!
Continuara :)
ESPERO SUS COMENTARIOS:) GRACIAS POR LEER Y COMENTAR SIEMPRE.

15/3/14

Capitulo 34

Despertaste con sus besos y caricias...
-Mi amor arriba dale...
-No quiero, dejame dormir.
-Tenes que comer.
-No quiero comer.
-Pepe dale.
-No quiero Paula.
-Uff. Dale amor, te va a hacer mal.
-Me tenes cansado con el "Te va a hacer mal". Ya estoy mal, no creo que alguna otra cosa me ponga peor.
-¿Y si te doy de comer en la boca?
-No.
-Bueno, seguí durmiendo.
Le hiciste caso y te recostaste ya que estabas sentado y acto seguido a eso Paula se fue con la bandeja de la merienda.
Quedaste mal por como la habías tratado pero ella tenía que entender que si no tenías ganas no ibas a comer.
Te despertaste y no la viste a tú lado pero tampoco la viste en la casa -te habias levantado a buscarla.- esto te parecía raro.
Estabas por llamarla cuando sentiste la puerta y la viste ingresar por ella con sus ojitos hinchados de ¿llorar?
-Amor! ¿Qué pasó? ¿Dónde estabas?
-No importa mi vida. Te amo ¿sabes? Sos lo más importante que tengo.
-Mmm... no lo sabía.
-Bobo, te lo digo a cada ratito.
-Quiero que me lo digas a cada segundo.
-Teamoteamoteamoteamoteamoteamoteamo. -Te repitió muchas veces mientras te besaba.- ¿Estás mejor?
-Mmm... digamos que me haces bien pero igual estoy mal.
-Quiero hacer algo.
-¿Algo cómo qué?
-No sé, jugar a algo. ¿Queres?
-Depende de que sea, no tengo mucho ánimo.
-Mmm... y yo voy a tratar de levantarlo. ¿La play?
-¿Me decís en serio?
-Sí mi amor.
-Vamos.
Saliste corriendo con una sonrisa en tú rostro, ella odiaba ese "aparatito" y que ahora quiera jugar contigo solo para levantarte el ánimo te puso un poquito más feliz.
Estuvieron toda la tarde jugando y a vos se te escaparon varias carcajadas.
Era un desastre jugando pero lo tomaban con humor.
Ganaste un partido 10 a 1, claro que el único gol de ella se lo dejaste meter, típica de novio bueno.
Luego de esa tarde donde remontaste tú humor se pusieron a cocinar una pizza entre los dos.
La infaltable guerra de harina fue causa de un enojo ya que en un momento la arrinconaste contra la pared para besarla y terminaron acostados en el sillón y ese terminó todo blanco practicamente y Paula se enojó porque no podían ser tan despistados.

Cap de hoyt :) esta nove la voy a subir el finde :D Viernes, sábados y domingos! :D gracias por leer esta y #Unsolopaso :)
Comenten y nada gracias x leer.

6/3/14

Capitulo 33

Tres años y dos semanas después de aquel día te enteraste la peor noticia, te había llamado la policía anunciando que tus padres habían muerto en un accidente aéreo y no podías creerlo.
Lo primero que hiciste cuando te enteraste fue abrazar a Paula fuertemente.
Sí, seguías con Paula y estaban mejor que nunca.
Tendrías que ir a reconocer los cuerpos para ver si verdaderamente eran ellos, tenías una leve esperanza de que no lo sean.
Paula te daba fuerzas desde su lugar.
-Amor, vení mi vida, no llores más que me matas.
-¿Cómo que no queres que no llore? Se murieron mis padres Paula.-Dijiste vos llorando desconsoladamente y pegándole a la pared.-
-Calmate que te vas a lastimar.
-No me voy a calmar, no me importa si me lastimo, yo quiero a mis padres de nuevo, ¿por qué ellos? ¿Qué hicieron para merecer esto?
-Calmate en serio. Te va a hacer mal.
-Ya te dije que no me importa que me haga mal. -Dijiste gritandole.-
Ella no dijo nada solo quedó mirandote y pudiste notar un deje de decepción en su mirada.
Estabas mal y te la agarrabas con ella que no tenía nada que ver, solo intentaba cuidar, calmar, estar contigo y apoyarte y vos lo que hacías era gritarle.
Al verte pensativo mientras algunas lágrimas caían por tus mejillas ella se acercó y te abrazó.
Su paciencia era eterna, se notaba que te amaba y quería estar con vos.
Desde que convivías con Paula te sentías mucho mejor, te relacionabas con más gente, ella te hacía bien sin dudas pero en este momento lo único que te haría bien sería tenerlos a tú lado, poder abrazarlos.
No querías ni imaginar lo que sería a partir de hoy tú vida sin ellos.
Habías quedado con los policías en ir a reconocer los cuerpos al día siguiente.
Seguías en los brazos llorando como un nene.
-Amor por favor calmate.
-No puedo, ¿¡lo entendes!?-Me separé bruscamente pero ella al instante volvió a abrazarme.-
-Amor, no me grites por favor.
-Perdón.
-¿Vamos a recostarnos un rato?
-No quiero.
-¿Qué queres hacer?
-Llorar.
-Amor dale, vamos a acostarnos un rato.
-No.
-Pepe...-Dijo ella suspirando, no le gustaba para nada verte asi.-
-Perdón mi vida pero hoy no me pidas más nada, por favor.-Dijiste entre hipeos.-
-Veni, vamos a recostarnos, te va a hacer bien.
Fueron al cuarto y cuando llegaron se recostaron ambos en la cama y vos con tu cabeza en su pecho, haciendo el intento de calmarte por ella.
Después de un largo rato de llantos de tu parte y caricias de parte de Paula te quedaste dormido...
Mientras dormías Paula se dirigió al super a comprar para hacerte la merienda.
Quería que estuvieras mejor, necesitaba que estuvieras mejor.
En este momento es en el que te das cuenta de que se aman demasiado mutuamente.

BUENO PRIMERO QUE NADA NO SÉ COMO LES VA A CAER EL CAP. TENGO MIEDO QUE NO LES GUSTE PERO COMO SABEN ES FICCIÓN. Y NO VA A SER ASÍ SIEMPRE SERÁN UNOS 3 CAPITULOS MÁS ASÍ NADA MÁS.
BUENO COMENTEN SU OPINIÓN. GRACIAS POR LEER.

5/3/14

Capitulo 32

Al llegar me dirigió ella para que yo no me golpeara y cuando me sacó la venda vi todo oscuro, abrió la puerta y sentí una multitud que gritaba "Sorpresa".
Seguido a eso Paula prendió la luz y vi que allí se encontraban todos mis seres queridos.
Amigos, padres, hermanos, primos, tíos, en fin, toda la gente que quería.
No podía creerlo, me habían hecho ese vacío para sorprenderme.
¿Quien lo habría preparado? La verdad no tenía la más pálida idea pero si estaba seguro de que me encantó.
Cuando salí del shock lo único que me salió decir fue: -Gracias.
Y ahí se acercaron todos de a poco a saludarme.
Cuando me saludó mi madre la abracé por varios segundos, la había extrañado y necesitado.
Ya después de que me dieron los regalos, saludos, comenzó la fiesta.
Habían contratado un DJ y el jardin de la quinta estaba convertido en una fiesta.
Había también una pileta con las luces de adentro prendidas.
Definitivamente estaba pasando genial, pero solo había una cosa mala.
¿Qué era?
Que no podía besar a Paula, llevabamos poco de novios como para presentarla oficialmente como mi novia.
Me iba a costar no besarla, abrazarla, decirle "mi amor" pero bueno, mañana sería otro día en el que sí iba a poder hacer todo eso.
Habilitaron la piscina y nos tiramos todos de una.
Mi padre entró a la casa y salió con espuma, mucha espuma para tirar y además tiraron jabón líquido para que se hiciera espuma dentro de la pileta.
Era uno de los mejores cumpleaños sin duda alguna, lo estaba disfrutando mucho, junto con todos los que quería.
-¿Y cabezón? ¿La estás pasando bien?-Me preguntó Nan.-
-La verdad que sí, gracias por todo esto.
-No me agradezcas a mi, agradecele a Pau.
-¿Ella preparó todo esto?
-Sí, ah, anda y dale un beso si queres porque tus padres saben todo ya.
-¿Eh? ¿Por qué?
-Y... Pepe, tuvo que decirles.
-Uff... yo no lo quería decir todavía.
-Que ellos lo sepan no quiere decir que la tengas que presentar formalmente aún.
-Lo sé, pero hubiese preferido mantenerlo en secreto un tiempo más.
-Te entiendo pero ella sabe lo que hace, ahora andá y dale un super beso.
La verdad que un poco me había molestado que no me haya consultado para contar algo tan importante para mi, pero entiendo, si me preguntaba quemaba toda la sorpresa.
Le hice caso a mi amigo y me dirigí hacia donde se encontraba Pau que por cierto estaba de espaldas hablando con mi hermana Caro y yo la di vuelta y le chanté un beso fogoso.
-Gracias mi amor.-Le dije entre besos.-
-No agradezcas chiquito, te lo mereces, te mereces esto y mucho más.
-Te amo, gracias por todo.
-Te amo para siempre, sabes que voy a estar siempre, y no agradezcas más.
-¿Vamos a la pile?
-Mmm... debe estar fría el agua.
-Dale amor.
Le insististe hasta que por fin accedió a meterse juntos en la pileta.
A la hora de soplar las velitas agradeciste por lo bajo que tu amigo Hernán se haya avivado de llevar un encendedor ya que con los fósforos iba a ser imposible prender las velas.
Te cantaron y sonreiste como si tuvieras 7 años.
Hacia mucho no pasabas un cumpleaños con toda la familia unida y con tus amigos de Marmol.
Te sacaste foto con Pau y antes de que se fuera le dijiste algo al oído para que ella sonría y te de un corto beso en tus labios.
Sacaron varias fotos hasta que por fin pudieron cortar aquella torta de chocolate que tanto te gustaba, claro que la había preparado tú madre, era de la única persona que comías tortas, no era capricho si no que...
ella las hacía con amor y ese amor te llegaba al alma, se notaba que amaba hacer tortas, le gustaba la cocina, más específicamente la repostería.
La amabas tanto a ella, era tu vida, la mujer más importante en tú vida junto con Paula, claro.
Hace 18 años que ella te había tenido en brazos por primera vez, habían cruzado miradas por primera vez.
Sin duda alguna eras el nene mimado de tú madre.
Eras "su pollo", esa era su frase predilecta.

Otro más :) Solo porque estoy buena y les debía una mini maratón!
Gracias por leer y comentar! Espero que sigan comentado porfiiis :D
Los qiero! Chauchii.